Páginas web empresariales: La importancia del multilenguaje

Páginas web empresariales: La importancia del multilenguaje

Muchas páginas web corporativas se encuentran en más de un idioma, con unas pequeñas banderas o menú desplegable que permite seleccionarlos con facilidad. Esta pequeña mejora que idealmente se debe decidir a la hora de crear y diseñar una página web de empresa (también se puede añadir en webs ya creadas) tiene varias ventajas que son de vital importancia y que obligan, a los empresarios, a tenerlo muy en cuenta cuando se lanzan a la aventura online.

Tener un idioma extra en la página web no significa tener una traducción automática. Google, por poner un ejemplo, da la posibilidad de traducir con un solo click una página web, un servicio que ha ampliado y que, actualmente, se ofrece como botón ‘prefabricado’ para que los desarrolladores y diseñadores de páginas web puedan implementarlo con facilidad.

escribiendoPero, aunque parezca una contradicción, Google no premia su uso. Más bien al contrario. Y es que Google penaliza aquellas páginas que continenen errores ortográficos o gramaticales, por lo que ya podemos imaginar (viendo las traducciones que realiza Google Translate) en qué posición queda esta traducción automática. A todo ello se le suma, además, que en muchos casos estas traducciones automáticas ni siquiera se indexan debido a la poca información relevante que posee para los buscadores y porque estos, desde hace ya varios años, tienen su propio sistema interno para encontrar páginas utilizando palabras clave de idiomas distintos.

Entonces, sabiendo esto, podemos llegar a dos conclusiones importantes. En primer lugar, que tener una traducción en tu página (que esta sea multilenguaje) es algo positivo no sólo para los visitantes que lo hablan, sino también para el posicionamiento. Y, en segundo, que merece la pena dedicar algún recurso a traducirla correctamente.

Aprovecho el momento para terminar de hacer una reflexión en la que ya se profundizará en algún otro artículo, y es la importancia de que, esté en el idioma que esté y sea la página multilenguaje o no, no se cometan faltas de ortografía ni errores gramaticales.

Porque corremos el riesgo de que el cliente, al visitar la página web corporativa, piense: si un empresario no cuida este tipo de detalles, ¿por qué va a hacerlo al venderme su bien o servicio?